miércoles, 31 de agosto de 2011

LOS CHANTAJES NACIONALISTAS

Los chantajes nacionalistas- Miércoles 31 de agosto de 2011

Dice Durán y Lleida que “se ha hecho añicos el consenso constitucional y ha faltado ética política” a propósito de la votación en el congreso para modificar el artículo 135 de la Constitución.  Trescientos diecinueve votos a favor y diecisiete en contra fue el resultado de la votación que permitirá limitar el gasto de las administraciones. Y a esto le llaman los nacionalistas “romper el consenso” cuando ellos no saben hacer otra cosa que eso. Sólo les cae bien la Constitución cuando les favorece pero cuando se notan prescindibles, como sucedió ayer, ya se echan a la mar. Si por algo se caracterizan los nacionalistas (cualquiera de ellos) es por su falta de sentido democrático. Su nula capacidad para aceptar las leyes que no les benefician. Son egoístas de nacimiento. Su egoísmo es crónico.  España no puede, y nunca debió aceptar, dejarse chantajear por un tanto por cien de votos mínimos. CIU y cía. son un verdadero cáncer para la convivencia nacional. Nunca están satisfechos. Espero que el PP consiga la mayoría absoluta en las próximas elecciones del 20-N para que estos individuos, sacamantecas y vividores del cuento, no pinten nada en el congreso. Eso es lo que les duele, verse reducidos a levantar la mano para hablar, ya que ellos están acostumbrados a hablar cuando les viene en gana e imponer sus demandas con chantajes. Cuando no se cuenta con ellos ya dicen que la Constitución no vale. No se dan cuenta que son una minoría egoísta. Por una vez nos podemos felicitar todos los españoles por el acuerdo alcanzado, que espero beneficie al país en estos momentos duros que estamos viviendo gracias a ZP, y no aceptar el chantaje al que estamos acostumbrados de siempre por parte de estos pánfilos  cazurros.

sábado, 27 de agosto de 2011

¿QUIÉN CREE A RUBALCABA?


PERIODICO ABC de 26 de agosto de 2011

TERESA JIMÉNEZ BECERRIL

¿QUIÉN CREE A RUBALCABA? 
TRIBUNA ABIERTA

CUANDO este hombre que ha sido tanto puede presumir
de tan poco quiere decir que no vale para otra cosa que para perpetuarse en el poder. La retahíla de sus fracasos es larga y conocida, pero, visto que insiste en recordarnos sus éxitos en la lucha contra el terrorismo, no puedo dejar de citar el chivatazo a ETA en el bar «Faisán». Si yo hubiera sido ministro y me cogen con las manos en la masa,
aun que quienes amasaban eran los que estaban a mis órdenes, habría dimitido por no poder mantener una mirada de frente a una víctima de ETA. Este señor no solo no ha dimitido, sino que se jacta de ser el que más y mejor ha luchado contra la banda; y
hace una entrada triunfal diciéndonos que ésta va a ser la primera campaña sin ETA. ¿Cómo? ¿Sin ETA? O yo no me he enterado o los etarras le han entregado las armas a Rubalcaba en su casa, en privado. A ver si nos aclaramos, porque lo que sabemos
los españoles a día de hoy es que ETA sigue armada y mejor colocada políticamente que hace años, cuando aún no había llegado Zapatero y los terroristas y sus cómplices eran asesinos y no alcaldes. Ya sabemos que el eterno ministro, hoy candidato a presidente del Gobierno, tiene problemas para distinguir la verdad; yo diría que no
solo no la busca, sino que huye de ella. ¿Pero usted nos está tomando el pelo? Existen fotos, vídeos, declaraciones. Ahí están las palabras de los bilduetarras que mandan en San Sebastián y en tantos municipios, donde no pierden ocasión parahomenajear a los presos de la banda, abrazara sus familiares y humillar a sus víctimas. Pregunte usted a los concejales del PP y a quienes defienden la Constitución, la bandera de España y al Rey, en los pueblos gobernados por Bildu, si ETA estará o no presente en las elecciones. ETA siempre ha hecho política en España, con o sin pistolas; la diferencia es que hoy la hace con su beneplácito y con el de Zapatero, y decir lo contrario es
faltar a la verdad. Deje por tanto de presentarse como el que ha acabado con ETA, porque usted, con la ayuda de jueces afines, con lo único que ha acabado es con la poca dignidad que nos quedaba admitiendo que individuos impresentables como los que
gobiernan San Sebastián nos humillen a diario. Eso es lo que los personas como usted y quienes le siguen han conseguido, no la derrota de ETA, sino un pacto del diablo con los asesinos que al final no le va a dar a su partido la juventud eterna del poder. Han
pactado y lo seguirán haciendo mientras puedan, y esa infamia nos la vende como un triunfo. «Por primera vez no nos matarán en esta campaña», dice usted, orgulloso de sus
«logros». Yo voy a hablar en la calle y voy a convencer a la gente de que no hay que votar a personas como usted porque, quizá me equivoque, prefiero correr el riesgo de perder mi vida por defender mi libertad y mi dignidad que entregar a unos asesinos y a su chusma que nos gobierna en demasiados sitios del País Vasco mis derechos
más sagrados solo para que me perdonen la vida. Usted mejor que nadie sabe que los derrotados son los españoles, que se sienten impotentes ante el espectáculo triste e injusto de ver a los terroristas recogiendo hoy los frutos de sus crímenes. Y déjense
de decir más frases dobles como la de Patxi López: «Lamento la actitud de Bildu, no su legalidad». Yo, señor López, de Bildu lo lamento todo. Si van a hablar de ETA en campaña, intenten explicar mejor a los ciudadanos por qué han permitido que Bildu gobierne, por qué esperan que Sortu lo haga y por qué tienen intención de reducir las condenas y excarcelar a los presos. Contésteme, por favor, señor Rubalcaba ¿Qué le debemos a ETA? ¿Por qué llevan ustedes años complaciendo a quienes han poblado
nuestro país de huérfanos, viudas y padres y madres desconsolados? Se les pudo derrotar, y lo tocamos con la punta de los dedos. Pero moralmente
ni usted ni quien aún es nuestro presidente están capacitados para la verdadera derrota de ETA. Esperemos que llegue el día en que quienes nos gobiernen dejen de
considerarnos un pueblo de cobardes y acomodados. Cuando recuperemos el honor y el valor perdidos, cuando los terroristas cumplan íntegramente sus condenas, cuando sus cómplices salgan de donde nunca debieron entrar, cuando entreguen esas armas
que este Gobierno no parece interesado en recoger, cuando las víctimas no sean equiparadas a sus agresores, quizás entonces podamos decir que hemos acabado con ETA. Y aún así no estaríamos del todo tranquilos, porque lo más importante es acabar
con ese odio que tanto nos ha hecho sufrir. Y ese horizonte de una nueva educación de solidaridad y respeto entre los españoles se ve lejano. Si yo fuera usted, la próxima vez que hable del fin de ETA, reflexione. Es mi humilde consejo a un político muy experimentado.

TERESA JIMÉNEZ BECERRIL
ES EURODIPUTADA
DEL GRUPO POPULAR

miércoles, 24 de agosto de 2011

SOBRE IMBÉCILES Y MALVADOS

Arturo Pérez Reverte
Artículo de Pérez-Reverte publicado en El Semanal del 22 de agosto

Sobre imbéciles y malvados

No quiero, señor presidente, que se quite de en medio sin dedicarle un recuerdo con marca de la casa. En esta España desmemoriada e infeliz estamos acostumbrados a que la gente se vaya de rositas después del estropicio. No es su caso, pues llevan tiempo diciéndole de todo menos guapo. Hasta sus más conspicuos sicarios a sueldo o por la cara, esos golfos oportunistas -gentuza vomitada por la política que ejerce ahora de tertuliana o periodista sin haberse duchado- que babeaban haciéndole succiones entusiastas, dicen si te he visto no me acuerdo mientras acuden, como suelen, en auxilio del vencedor, sea quien sea. Esto de hoy también toca esa tecla, aunque ningún lector habitual lo tomará por lanzada a moro muerto. Si me permite cierta chulería retrospectiva, señor presidente, lo mío es de mucho antes. Ya le llamé imbécil en esta misma página el 23 de diciembre de 2007, en un artículo que terminaba: «Más miedo me da un imbécil que un malvado». Pero tampoco hacía falta ser profeta, oiga. Bastaba con observarle la sonrisa, sabiendo que, con dedicación y ejercicio, un imbécil puede convertirse en el peor de los malvados. Precisamente por imbécil.

Agradezco muchos de sus esfuerzos. Casi todas las intenciones y algunos logros me hicieron creer que algo sacaríamos en limpio. Pienso en la ampliación de los derechos sociales, el freno a la mafia conservadora y trincona en materia de educación escolar, los esfuerzos por dignificar el papel social de la mujer y su defensa frente a la violencia machista, la reivindicación de los derechos de los homosexuales o el reconocimiento de la memoria debida a las víctimas de la Guerra Civil. Incluso su campaña para acabar con el terrorismo vasco, señor presidente, merece más elogios de los que dejan oír las protestas de la derecha radical. El problema es que buena parte del trabajo a realizar, que por lo delicado habría correspondido a personas de talla intelectual y solvencia política, lo puso usted, con la ligereza formal que caracterizó sus siete años de gobierno, en manos de una pandilla de irresponsables de ambos sexos: demagogos cantamañanas y frívolas tontas del culo que, como usted mismo, no leyeron un libro jamás. Eso, cuando no en sinvergüenzas que, pese a que su competencia los hacía conscientes de lo real y lo justo, secundaron, sumisos, auténticos disparates. Y así, rodeado de esa corte de esbirros, cobardes y analfabetos, vivió usted su Disneylandia durante dos legislaturas en las que corrompió muchas causas nobles, hizo imposibles otras, y con la soberbia del rey desnudo llegó a creer que la mayor parte de los españoles -y españolas, que añadirían sus Bibianas y sus Leires- somos tan gilipollas como usted. Lo que no le recrimino del todo; pues en las últimas elecciones, con toda España sabiendo lo que ocurría y lo que iba a ocurrir, usted fue reelegido presidente. Por la mitad, supongo, de cada diez de los que hoy hacen cola en las oficinas del paro.

Pero no sólo eso, señor presidente. El paso de imbécil a malvado lo dio usted en otros aspectos que en su partido conocen de sobra, aunque hasta hace poco silbaran mirando a otro lado. Sin el menor respeto por la verdad ni la lealtad, usted mintió y traicionó a todos. Empecinado en sus errores, terco en ignorar la realidad, trituró a los críticos y a los sensatos, destrozando un partido imprescindible para España. Y ahora, cuando se va usted a hacer puñetas, deja un Estado desmantelado, indigente, y tal vez en manos de la derecha conservadora para un par de legislaturas. Con monseñor Rouco y la España negra de mantilla, peineta y agua bendita, que tanto nos había costado meter a empujones en el convento, retirando las bolitas de naftalina, radiante, mientras se frota las manos.

Ojalá la peña se lo recuerde durante el resto de su vida, si tiene los santos huevos de entrar en un bar a tomar ese café que, estoy seguro, sigue sin tener ni puta idea de lo que vale. Usted, señor presidente, ha convertido la mentira en deber patriótico, comprado a los sindicatos, sobornado con claudicaciones infames al nacionalismo más desvergonzado, envilecido la Justicia, penalizado como delito el uso correcto de la lengua española, envenenado la convivencia al utilizar, a falta de ideología propia, viejos rencores históricos como factor de coherencia interna y propaganda pública. Ha sido un gobernante patético, de asombrosa indigencia cultural, incompetente, traidor y embustero hasta el último minuto; pues hasta en lo de irse o no irse mintió también, como en todo. Ha sido el payaso de Europa y la vergüenza del telediario, haciéndonos sonrojar cada vez que aparecía junto a Sarkozy, Merkel y hasta Berlusconi, que ya es el colmo. Con intérprete de por medio, naturalmente. Ni inglés ha sido capaz de aprender, maldita sea su estampa, en estos siete años.

sábado, 20 de agosto de 2011

LA FOTO DE LA VERGÜENZA

La foto de la vergüenza-Sábado 20 de agosto de 2011
Las fiestas invitan a todos a relajarse, a olvidarse por un rato de las diferencias ideológicas y a echar unas risas con los amigos. Se celebran actos institucionales en los ayuntamientos en cuestión o recepciones donde manda el protocolo y aunque nuestro contrincante político no nos resulte de nuestro agrado hay que estar ahí por el puesto que se ocupa, y si hay que hacerse una foto incomoda, pues se hace y aquí paz y después guerra. Pero no todo vale. No todo está permitido cuando hablamos de dignidad. Y a eso voy: resulta que representantes del PP, concretamente el concejal  Iñigo Arcauz y el portavoz del PP de San Sebastián, Ramón Gómez, brindaron ayer con el alcalde, Juan Carlos Izagirre, de Bildu, en el ágape que éste último celebró en el ayuntamiento de San Sebastián con motivo de las fiestas. El primer error de estos dos políticos del PP fue acudir a esa cita. Pero el colmo fue brindar y echar unas risas con los cómplices de ETA. El PSE no acudió a este evento, lo que celebro. Asistir a ese tipos de actos y mezclarse con gente de tal calaña como Izagirre da alas y “normalidad” a la situación política que se está viviendo en el País Vasco. Izaguirre que ha sido el encargado de retirar el retrato del rey del salón de plenos del ayuntamiento de San Sebastián. Ha sido el responsable de atar la bandera de España al mástil para que no ondeara. Hasta permite pancartas pro etarras en el puerto de la ciudad. Ha intentado mezclar a familiares de ETA con víctimas del terrorismo en un mismo acto en un intento de asimilar ambas situaciones. Como si eso fuera algo normal. Lamento este error tan grave del PP. No caben dar pasos en falso frente a los etarras y Bildu forma parte de ese entramado que ha llegado al poder por la desidia y la mala fe de Zapatero. Espero firmeza en estos temas por parte del PP si quieren dar una imagen seria. Ahora sólo cabe esperar que no se repitan cosas como esta y que Bildu acabe fuera del ámbito político y sea ilegalizada porque ya existen infinidad de pruebas para que esto ocurra.

) una foto ofensiva: POLITICOS DEL PP CON BILDU ECHANDO UNAS RISAS (

viernes, 19 de agosto de 2011

BIENVENIDO

Bienvenido- Viernes 19 de agosto de 2011

Bienvenido Benedicto XVI. Bienvenido a España. Esta España que se encuentra llena de incertidumbre. Intentando buscar salidas. Buscando caminos que den sentido a nuestras vidas. Has llegado en un momento adecuado. A dar luz a los ojos apagados. Esperanza para estos momentos que vivimos tan desorientados. Desde ese Amor que Jesús nos lego que no entiende de ideologías ni de razas . Ahora vienes tú a repartirlo. Yo que no encuentro a veces caminos por los que andar. Yo que me he perdido tantas veces por las sendas de la nada. Yo que he acudido tantas veces, como oveja descarriada, a los pies de Jesús. Y siempre me ha escuchado. Siempre me ha acogido bajo su techo. Siempre me ha sonreído a pesar de ser un indigno. Un mal hijo. Siempre me ha dicho palabras de consuelo. ¿Cómo no iba yo ahora a darte la bienvenida a mi casa, a mi país? si tú lo representas aquí en esta tierra. Por eso me alegro de tu llegada. Porque quien viene no eres tú, Benedicto,  si no el AMOR y la ESPERANZA de Jesús.
)Y A LOS INDIGNADOS LES DIGO: "Oirán, pero no entenderán, y, por más que miren, no verán. Porque este pueblo ha endurecido su corazón, ha cerrado sus ojos y taponado sus oídos, a fin de no ver, ni oir, ni comprender con el corazón .No quieren convertirse ni que yo los salve (Is 6,9-10)"  (
FELIZ AQUEL QUE AL ENCONTRARME NO SE ALEJA DESILUSIONADO

martes, 9 de agosto de 2011

LOS ANTI-TODO

Los anti-todo- Martes 9 de agosto de 2011
Parece que la visita de Benedicto XVI  molesta a los indignados=Rubalcaba(que es un indignado más). Está de moda ser anti todo. Todo lo que represente valores sólidos hay que despreciarlo. Eso es lo que nos ha estado diciendo Zapatero todos estos años.  Eso ha sido un gran logro del PSOE. Intentar que los valores desaparezcan y lavar las mentes de la gente para poder moldearlos a su son. El gobierno que tenemos ha sido el más intervencionista de los que han existido. Se han metido en todo lo personal. Nos ha metido la ideología en las aulas con su educación para la ciudadanía. Nos han creado una memoria histórica que solo se declina hacia un lado. Nos han prohibido fumar. Hasta nos obligan a ser el mismo número de hombres  y mujeres en puestos donde con solo ser de un sexo u otro basta para cumplir los cupos. Nos han rebajado la velocidad en las carreteras para meses más tarde volver a como estábamos sin razón aparente.  Nos han puesto un canon a la hora de comprar artículos informáticos. Ahora vuelven con la iglesia y que mejor que poner trabas a un acontecimiento tan grandioso como la visita del Papa. Para tal fin, este gobierno malvado, está usando a sindicatos y a indignados que le bailan el agua a un Zapatero moribundo y a su enterrador Rubalcaba más conocido como “el Faisán”. Este gobierno lleva el odio por bandera. ¿Qué razones hay para meterse gratuitamente con esta visita? Madrid será vista por millones de personas en el mundo, lo que es beneficioso para todos, ¿por qué entonces poner zancadillas a un acto que no daña a nadie?
Ya lo dijo Jesús: "Alegraos y mostraos contentos cuando por culpa mía os insulten y os odien"
Por eso los millones de jóvenes que se reunirán para las jornadas de la juventud  con el Papa tienen razones más que suficientes para sentirse dichosos.

HABLEMOS CLARO:
A LOS MADRILEÑOS LES ESTA COSTANDO MAS LOS DESTROZOS Y LA SUCIEDAD DE LOS INDIGNADOS EN SOL QUE LA VISITA DEL PAPA.

sábado, 6 de agosto de 2011

EL PARTIDO DE LOS SIMIOS

El partido de los simios-Sábado 6 de agosto de 2011
Alfredo Pérez (Rubalcaba) mide cada una de sus intervenciones en público. Su voz se emociona cuando habla y sueña con ser presidente de España. Es buen conversador y prefiere conspirar que hacer una campaña limpia. Con una camisa de cuadros y unas bermudas nos recibe en la oficina móvil que ha instalado en Sol. Jacinto, un indignado perroflauta, que tiene una increíble pasión por no hacer nada y vivir del cuento, sirve a Rubalcaba de portavoz de su posible futuro gobierno, si gana las elecciones del 20-N.
Cientos de personas afines al político se dieron cita ayer en la Gran Via madrileña, cortando esta importante arteria de la Capital, para asistir al estreno de la nueva saga de “El planeta de los simios”
La historia del PSOE ha inspirado esta nueva saga de la película donde la creatividad artística ha servido para crear verdaderos clones de los auténticos simios del PSOE.
Rubalcaba se siente afortunado ya que tiene el convencimiento que esta película le dará publicidad y podrá arañar unos cuantos votos a sus contrincantes. Él se ve muy identificado con el guión de la película y ha declarado que ha quedado ni que pintada. Que ni él lo podría haber hecho mejor. Lo único que ha echado en falta en el nuevo film es que apareciera algún faisán para darle más realismo.



jueves, 4 de agosto de 2011

INDIGNADO CON LOS INDIGNADOS

Indignado con los indignados- Jueves 4 de agosto de 2011
A mí estos indignados no me representan y eso que  yo soy uno más de los indignados de este país de caciques.  Los políticos últimamente, especialmente los del actual gobierno, han estado viviendo del cuento y por todo lo alto a cuenta de nosotros que hemos sido los que les hemos sufragado todos sus caprichos. Así cualquiera no está indignado con la clase política.
Pero estos indignados huelen a manipulación. Huelen a consigna e ideología prediseñada desde los despachos de Ferraz. Me huelo una campaña electoral similar al 11-M.
Aquí la cosa cada día va a peor pero ningún indignado de esos culpa a ZP por su desastrosa actuación frente a la crisis que no quiso ver, hasta que le cubrió y nos cubrió hasta las cejas. Y nos mintió a todos una vez tras otra diciendo que no había crisis…claro para él no había crisis. Él  vive a gastos pagados y de por vida. Al final tenía razón que no había crisis porque él vive en su mundo y en su mundo es verdad que no hay crisis ya que se la pagamos nosotros. Por eso me resulta tan sospechosamente extraño que ninguno de esos indignados clame contra el gobierno del PSO. Se están preparando las bases para una campaña electoral caliente que es lo que quiere y le conviene al Faisán.
Mientras tanto el asno de Griñan preparando decretos para levantar monolitos a los de su bando en la guerra civil. Y el otro de vacaciones en Doñana con la que esta cayendo.
Pobre España. Hay días que me levanto y me asomo por la ventana y no logro comprender como en una tierra tan maravillosa como España pueden habitar tantos tontos juntos por metro cuadrado.