sábado, 10 de noviembre de 2012

CIU NO ES CATALUÑA

Artur Mas se ha auto proclamado caudillo omnipotente y prepotente que cree que está por encima de todas las leyes. Este inconsciente personaje retrogrado y fascista, ha elegido esta táctica para tapar su absoluta incompetencia al frente del gobierno autonómico. Su estrategia, más propia de dictadores que de dirigentes democráticos, está llevando más a la deriva a Cataluña. Su discurso se centra en mentir y enfrentar a los catalanes y crear un clima de tensión para que no se hable de la quiebra económica a la que ha llegado a la comunidad catalana.
Espero que fracase y los catalanes no se dejen engañar por este pueblerino resentido y que la cordura vuelva a Cataluña.