sábado, 27 de abril de 2013

DIBUJANDO LA REALIDAD

Y Rajoy sigue golpeando a los más desfavorecidos. Un suma y sigue indecente y vergonzoso. Este energúmeno, incapaz de hacer una política decente, vuelve a la carga con recortes y más presión fiscal, sin desmontar un ápice sus privilegios y la estructura de este dinosaurio que devora cualquier atisbo de recuperación económica. Empleando millones de euros en financiar sus chiringuitos y caprichos. Cediendo a presiones nacionalistas y siendo cómplice de que ETA esté en un gobierno autonómico. Tiene el privilegio de ser el cabecilla de este estado del malestar digno de países tercermundistas. Un personaje cobarde y mentiroso que solo se muestra ante sus ciudadanos a través de un monitor. Con políticas de chufla, de risa, de cagarse (con perdón), de políticas de última fila.

Y un Rubalcaba que nada tiene que decir porque él mismo es una rueda necesaria para que toda esta maquinaria anquilosada y corrupta siga funcionando y beneficiando a los amigos y familiares. Cómplice necesario que no consigue respeto ni de los miembros de su partido. Jefe de un partido manchado por la corrupción por los cuatro costados, y lo que es peor, sin voluntad de limpiarse. Apuntándose al carro que más le interesa para no quedar en la estacada. Sin ideas propias y modernas, envuelto en una ideología del cretáceo, con telarañas en todas las dependencias de Ferraz.

Y unos sindicatos, con Tocho y Mendez a la cabeza, viviendo en su propio país de las maravillas. Cenando en marisquerías y asadores mientras a los que se supone que representan no tienen ni para el menú del día. Unos personajes dignos de ser colgados en la plaza del pueblo. Solo contemplarlos me da repugnancia, vergüenza ajena. Viviendo a costa de la subvención que les obliga a mantener la boca cerrada.

Y una España de las autonomías que no se sostiene por ningún lado. Un monstruo repleto de politicuchos analfabetos que desangran las arcas de sus ciudadanos. Con todos los privilegios que ustedes se puedan imaginar. Dispuestos a cerrar centros sanitarios pero en contra de prescindir de su cochecito de 200.000 euros con asientos de cuero de primerísima calidad. Enarbolando la bandera de su comunidad y pisando la Española. Despreciando al conjunto y aferrándose a sus ideales de pueblerinos, ya que eso es lo que más réditos les aportan. Insultando con descaro al resto de vecinos pero viviendo de su dinero. Ensalzando un egoísmo atroz y enloquecido. Una injusticia que algún día hará estallar este despropósito de Estado.

Lo peor de todo es que los españoles somos cómplices de todo lo expuesto ahí arriba. Unos acomodados que preferimos quedarnos en el sofá viendo Gran Hermano 14 mientras nos quejamos y esperamos que alguien arregle esto. Mirando para otro lado y volviendo a votar a los que nos roban.
Por eso no tengo esperanza que esto mejore, porque nosotros somos como nuestros políticos.

Bueno y para acabar aquí os dejo una iniciativa para echar al gobierno de Rajoy, eso no quiere decir que pongamos en el poder, de nuevo, a los del PSOE que son la misma CASTA. El bipartidismo ha desangrado este país y ha demostrado ser un verdadero cáncer democrático.