miércoles, 1 de mayo de 2013

ELEGIDO DEMOCRÁTICAMENTE

Estoy muy cansado de escuchar a los políticos esa excusa que casi han convertido en regla general dentro de sus bases. Esa justificación que ellos piensan les da derecho a todo, convirtiéndose en unos semidioses a los que no se puede reprochar nada.
Rajoy lo volvió a hacer. La semana pasada salió diciendo, todo nervioso y airado,casi colérico, que fue elegido democráticamente por los ciudadanos y de tal forma esta legitimado. Esa afirmación es el comodín utilizado por todos estos mamarrachos para justificar su ineficacia y apaciguar las críticas.
Pero yo le digo a este cretino (iba a poner imbécil), a este estúpido, que él ha perdido toda esa legitimidad de la que presume, cuando ha sido incapaz de gobernar para los que le votaron y ha hecho todo lo contrario que prometió en la campaña electoral. Ha mentido descaradamente en todo lo que juró antes de ser elegido presidente. Por tanto no se puede justificarse afirmando que fue elegido democráticamente. En el mismo instante que fue proclamado presidente de España tiró a la basura su programa electoral y sacó uno nuevo que está llevando a este país a la ruina absoluta. Se ha dedicado a oprimir más a los ciudadanos normales, a los débiles, a las clases más desfavorecidas. Recortando derechos que más que recortar había que fomentar. Sin embargo a consentido la corrupción entre sus filas, mantiene intacta toda la estructura de este improductivo y gigantesco Estado que consume millones de euros, no ha reformado en absoluto ninguna organización donde tiene colocada a toda su familia política y a todo un séquito de enchufados, no ha establecido normas claras de transparencia política para evitar la prostitución de sus señorías, no ha querido luchar decididamente contra la corrupción política que tiene su nido en las propias instituciones del estado (en todas). Todo por el poder, lo importante es el poder y mantener siempre ese control férreo en todos los lugares de decisión para beneficio propio y del partido. Está gobernando para los poderosos, para los suyos. Fabricando leyes injustas y asfixiándonos con lo más fácil que un político mediocre tiene a su alcance: los impuestos.
Por todo esto solo puede decirle que es cierto que fue elegido democráticamente por las urnas pero ha perdido toda legitimidad porque fue elegido en base a unas promesas que usted hizo y que no ha cumplido, es más, está haciendo todo lo contrario de lo que prometió para que los ciudadanos le votaran.
La única salida digna y decente sería convocar nuevas elecciones y mostrarnos de nuevo las verdaderas políticas que usted estaría dispuesto a llevar a cabo, sin mentiras. Sus verdaderas intenciones y su nuevo programa. Si aún así la gente le vota y sale vencedor yo estaría dispuesto a rectificar y le daría la razón, porque en esos momentos sí estaría usted legitimado por los ciudadanos, pero en la situación actual está gobernando fuera de la ley. A su manera. Porque no fue elegido para gobernar como lo está haciendo, sino en base a un programa electoral que usted nos presentó y no ha cumplido ni la primera página. A eso se le llama MENTIROSO como poco. Usted no tiene honor, ni vergüenza,  ni palabra.