miércoles, 15 de abril de 2015

LOS BOTONES DEL CONGRESO

Cómo es posible que cada dos por tres nuestros amados y apreciados diPUTAdos se confundan en esas votaciones tan trascendentales que organizan en el Congreso. ¿Tan difícil es apretar un botón correctamente? Como nunca he estado en el interior del Congreso no puedo asegurar como funciona ese complicadisimo enjambre de botones, cual cabina de avión, donde nuestros admirados políticos deben elegir que opción seleccionar. Imagino que tengan dos botones, uno para el SÍ y otro para el NO, y en esta difícil tarea, tan complicada y digna de seres eruditos, el pobre diPUTAdo de turno se despierta atolondrado y aprieta, en el último momento, el primer botón que les queda más cerca, en el mínimo esfuerzo por trasladar su mano adormecida unos centímetros, en una costosa y trabajosa acción de presionar un liviano botón.
Y así con todo señores y señoras. Ese es el interés que ponen nuestros estimados políticos cuando acuden a ganarse el sueldo que no se merecen.
El último caso ha sido el del esplendido, guapo, agraciado y galán de Pedro Sánchez. Ese muñeco movido por los hilos del oportunismo, que repite palabras sin sentido, cual ZP en sus mejores tiempos. Lo único que me gusta de este tipo es que compartimos apellido, juro que nada más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario